Facultad de Derecho
Universidad Nacional Autónoma de México


Salud Integral


Salud Bucal


Ejercicios de Relajación


Manejo y seguimiento del bienestar psicosocial y la salud mental durante el brote de COVID-19




Recomendaciones a la comunidad y al personal de salud no especializado

Debemos mostrar empatía hacia todas las personas afectadas o en riesgo, tanto con-nacionales como extrangeros.

No tienen culpa y merecen nuestro apoyo, buen trato y amabilidad.

Podemos contribuir a reducir los riesgos a nivel individual, familiar, comunitario y social.

No son “casos de COVID-19”, “víctimas”, “familias de COVID-19” ni “enfermos”. Se trata de “personas que tienen COVID-19”, “personas que están en tratamiento para COVID-19”.


¿Qué hacer si mi prueba es positiva?
  1. Quédate en casa, excepto para recibir atención médica (p. ej., si tienes falta de aire o dolor en el pecho); y no tengas visitas.
  2. Separa tu espacio: Usa un cuarto exclusivamente para ti, y baño si es posible; limita contacto con mascotas; lava tus manos antes y después de interactuar con ellas.
  3. Usa cubre-bocas: al estar con otras personas y animales; tus familiares también deben usarlo, al entrar a tu cuarto.
  4. Cúbrete al toser o estornudar con un pañuelo o con el codo; tira todos los pañuelos en un bote de basura con tapa; y lava tus manos con agua y jabón inmediatamente después de toser o estornudar.
  5. Lava tus manos frecuentemente, por más de 20 segundos; después de estornudar, toser, sonarte la nariz, ir al baño, antes de comer y de preparar comida; Si no tienes agua y jabón, usa alcohol gel que contenga más de 60-95% de alcohol; evita tocar tus ojos, nariz y boca.
  6. Evita compartir artículos personales (platos, vasos, utensilios de comida, toallas o sábanas); Después de usarlos, lávalos con agua y jabón.
  7. Limpia las superficies de “gran contacto” diariamente: tu cuarto y tu baño.
    La persona que cuida, limpia las otras áreas de tu hogar, pero no tu cuarto ni tu baño. Pero si lo hace, que utilice un cubre-bocas y guantes; y esperar lo más posible después de que hayas usado el baño.
  8. Vigila tus síntomas: busca atención medica si: Dificultad para respirar, opresión o dolor en el pecho, confusión o incapacidad para despertar, labios o cara azulada, entre otros. Avisa que vas en camino, usa cubre-bocas y mantén distancia de dos metros.
  9. Se puede descontinuar el aislamiento: Sin fiebre en los últimos 3 días (sin usar medicamentos para la fiebre como el paracetamol); Los síntomas han mejorado (por ejemplo, la tos o la falta de aire han disminuido); han pasado más de 7 días desde que tus síntomas iniciaron.

¿Qué hacer si mi prueba es negativa pero estuve en contacto con alguien con COVID-19?

Permanecer en aislamiento por lo menos 14 días después de haber tenido el último contacto cercano con esa persona.


¿Por qué aislarme por 14 días?

El 97.5% de las personas que desarrollan la infección, lo hacen en los primeros 11 a 12 días del contagio o contacto; 14 días puede prevenir que contagies a otras personas.


Recomendaciones a la comunidad y al personal no especializado

Minimice el tiempo de: mirar, leer o escuchar noticias que causen ansiedad o angustia.

Busque información únicamente de fuentes confiables y sobre medidas prácticas que le ayuden a hacer planes de protección para usted y sus seres queridos.

Busque actualizaciones de la información confiable una o dos veces al día, a horas específicas: https://www.paho.org/es/temas/coronavirus/enfermedad-por-coronavirus-covid-19 y de las plataformas de las autoridades nacionales y locales de salud.

Protéjase a usted mismo y brinde apoyo a otras personas.



Recomendaciones a la comunidad y al personal no especializado

Apoyémonos en las historias positivas y alentadoras de personas que ya se recuperaron del COVID-19.

Debemos reconocer a las personas que nos cuidan y a los trabajadores de la salud que se están ocupando de las personas con COVID-19: salvan nuestras vidas y nos mantienen seguros.

Sentirnos bajo presión y el estrés es normal. Por eso debemos atender nuestra propia salud mental, nuestro bienestar psicosocial y nuestra salud física.


Recomendaciones a los profesionales de la Salud

Procuremos: descansar y hacer pausas durante el trabajo o entre turnos, alimentarnos saludablemente y en cantidad suficiente, realizar actividad física.

Evitemos el consumo de tabaco, alcohol u otras drogas. Estamos frente a una situación única, sin precedentes. Mantengámonos en condiciones psicológicamente sanas utilizando las estrategias que nos han sido efectivas para manejar el estrés. https://aprendomas.cuaed.unam.mx/

Mantengamos la comunicación, por apoyos digitales, con nuestros seres queridos. (colegas o a otras personas de confianza), para recibir apoyo social.

Formas adecuadas para intercambiar mensajes con las personas con capacidades diferentes: intelectuales, cognitivas o psicosociales.

Brindemos apoyo a las personas que se han visto afectadas por COVID-19 y generemos el vínculo con los recursos disponibles para resolver incluso efectos en la salud mental, eliminando el estigma, discriminación o exclusión social.


Recomendaciones a los líderes de equipos de salud

Mantener comunicación y actualizaciones precisas de la información con el personal.

Rotar al personal entre las funciones: de alto y bajo nivel de estrés; trabajo en equipo con los colegas más experimentados.

Iniciar, promover y comprobar los descansos y rutinas. Horarios flexibles para quienes estén afectados o que tengan familiares afectados. Tiempo para que los colegas se den apoyo social entre ellos, si es recomendable, de manera virtual.

Brindar servicios psicosociales y de apoyo, virtuales, para la salud mental.

Ser el ejemplo en el uso estrategias de autocuidado para mitigar el estrés.

Brindar formación a las personas que prestan el primer nivel de respuesta en la primera ayuda psicológica

Acciones y capacitaciones virtuales de salud mental, para brindar intervenciones básicas de apoyo psicosocial y en salud mental.

Revisar que existan medicamentos genéricos esenciales disponibles para las personas que lo necesiten, con acceso ininterrumpido a su medicación; se debe evitar la discontinuación repentina.


Recomendaciones para quienes tienen niños bajo su cuidado

Ayude a los niños a expresar positivamente sus sentimientos (temor y la tristeza) en un entorno seguro y de apoyo. Participar en actividades creativas (jugar y dibujar, puede facilitar este proceso).

Si es necesario separar a un niño de su cuidador principal: que haya un cuidado y seguimiento alternativo adecuado.

Los niños deben mantener contacto regular con padres, cuidadores y otros niños por medio de llamadas telefónicas o de video o las redes sociales (según su edad), que podrían hacerse dos veces al día.

Mantenga las rutinas familiares o cree nuevas rutinas, incluidas las actividades de aprendizaje. De ser posible, aliente a los niños a que sigan jugando y socializando con otros, aunque solo sea dentro de la familia.

Hable sobre COVID-19 con los niños y apóyese con información franca y adecuada. Si sus hijos tienen preocupaciones, abórdelas podría disminuir la ansiedad.

Modele como manejar el estrés. Y utilice sus habilidades de crianza positiva https://aprendomas.cuaed.unam.mx/


Adultos mayores, cuidadores y personas con trastornos de salud subyacentes

Todas las personas: ansiosas, enojadas, estresadas, agitadas y retraídas durante el brote o mientras estamos en cuarentena. A las personas adultas mayores podemos apoyarlas práctica y emocionalmente.

Infórmelas con datos sencillos y suministre información clara sobre la manera de reducir el riesgo de infección. Ver página: https://coronavirus.gob.mx/. Las instrucciones deben comunicarse de manera clara, concisa, respetuosa y paciente; (por escrito o por medio de imágenes).

Que la familia y otras redes de apoyo participen y ayúdeles a practicar las medidas preventivas (por ejemplo, lavado de las manos, etc.).

Si tiene una afección de salud subyacente, asegúrese tener todos los medicamentos. Active sus contactos sociales para que, de ser necesario, le brinden asistencia.

Mantenga actualizados sus teléfonos de contacto (911; 5552598121 (Prevención de autolesión); 5550250855 (Consejo psicológico breve), insumos y emergencia, de todos los sectores.


Especialmente en aislamiento o cuarentena

Contacto virtual.
Rutinas diarias.
Atención a las necesidades y sentimientos.
Actividades saludables y relajantes.
Ejercicio regular, rutinas de sueño y alimentos saludables.
Actualizaciones de la información y orientación práctica, oficial, dos veces al día.

Si requieres información llámanos o escríbenos 55 50 25 08 55




Cuestionario de Salud Mental ante la Pandemia por COVID-19


Instrumento de Salud Mental ante la Pandemia por COVID-19

desarrollado por la Facultad de Psicología, la Facultad de Medicina y la DGACO en coordinación con la Secretaría de Salud Federal, como herramienta para que la población pueda identificar señales de alerta en la salud mental ante la emergencia sanitaria, así como brindar información que ayude a mitigar dichas señales a través de videos, infografías y teléfonos para la ayuda profesional a distancia. El cuestionario se encuentra disponible en el sitio web: https://www.misalud.unam.mx/covid19/